Endeudamiento público para financiar ciudades y comunidades sostenibles en Yucatán (1 de 3)

Por Yolanda Fernández

Dra. en Arquitectura

Plan Estatal de Desarrollo 2018-2024

Estrategias de prevención para Yucatán

Se celebra el hecho de contar con el Plan Estatal de Desarrollo 2018-2024, el cual debería ser una lectura obligada por todos los sectores de la sociedad, para poder acompañar al aparato gubernamental sobre el avance de su cumplimiento, lo cual nos puede permitir tener tres tipos de escenarios para Yucatán en cada uno de sus 5 ejes rectores y transversales: Lo que se puede controlar y regular; lo que se puede resolver y mejorar; y sobretodo, lo que se puede prevenir y evitar. Sobre estos tres contextos habría que clasificar las problemáticas y como consecuencia las políticas públicas y gubernamentales. Finalmente, nunca habrá suficiente recurso humano, ni tiempo y mucho menos dinero para seguir atendiendo problemáticas que pudieron ser evitadas de haber tenido oportunamente estrategias asertivas, pertinentes y relevantes.

Uno de los desafíos de Mérida se relaciona en cómo densificar y resolverlos los conflictos viales de manera simultánea.

Después de un trabajo exhaustivo entre las diferentes áreas gubernamentales junto con la sociedad civil, empresarios y académicos, se presentó el 28 de marzo el Plan Estatal de Desarrollo de Yucatán para el periodo 2018-2024. Este documento es de suma importancia porque revela tres aspectos fundamentales que nos regirán a lo largo del sexenio y que además serán la pauta para el futuro de nuestro territorio. Primero que nada, representa un ejercicio profundo de gobernabilidad y de gobernanza de alto impacto para la sociedad yucateca en donde el gobierno define su postura ante los más altos desafíos que enfrenta la región de adentro hacia afuera y viceversa. Estos principales desafíos han sido englobados en 5 ejes rectores y transversales de la política estatal y son los siguientes:

  1. Igualdad de género, oportunidades y no discriminación;
  2. Innovación, conocimiento y tecnología;
  3. Paz, justicia y gobernabilidad;
  4. Gobierno abierto, eficiente y con finanzas sanas; y,
  5. Ciudades y comunidades sostenibles.

A partir de estos 5 ejes rectores el gobierno estatal alineará sus estrategias, así como el cumplimiento de cada uno de las acciones y metas, con el objetivo de satisfacer un proceso tanto interno como externo de la evaluación de las políticas públicas.

Transporte público y la vida en las zonas céntricas, las cuales están perdiendo su uso habitacional, son elementos para reconstruir el tejido social y la vida a escala barrial. La igualdad de género, la inclusión y la paz se vive y se aprende en el espacio público. Por eso hoy más que nunca, debemos invertir en una cultura ciudadana que use y exija más y mejores espacios públicos.

El segundo aspecto que hay que destacar de este documento, es que se contextualiza en la agenda global 2030 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS). Esto significa que Yucatán no se gobierna sólo para el interior de sus fronteras, sino que hay una serie de compromisos mundiales que deben ser atendidos desde la escala local. Y desde esta perspectiva, vemos la evolución de los planes de gobierno por periodos administrativos, en donde ya no es suficiente visualizar una serie de acciones para cumplir con el sexenio, sino que hay que asumir retos y compromisos que nos encaminen a lograr resultados de otro nivel y a otra escala.

Los accesos a través del Periférico sintetizan la problemática de la expansión urbana y las deficiencias en la movilidad. Se requiere de acciones de innovación en las estrategias de planeación urbana vinculadas con las de movilidad.

El tercer aspecto representa el resultado de la sumatoria de los dos anteriores y se relaciona con lo que Yucatán puede ofrecer al mundo o acceder a ámbitos competitivos nacionales e internacionales a partir de una visión estratégica de gobierno que no sólo se haga responsable de su política interior, sino que además se sume y vincule a una agenda internacional. Es decir, ¿cómo preparamos al estado y a su gente para el futuro cambiante e incierto que nos espera? ¿cómo garantizamos la convivencia sana? ¿cómo queremos que el gobierno invierta en infraestructuras y proyectos que nos hagan ganar a todos? ¿a qué tipo de modelo urbano le vamos a apostar desde la perspectiva de la sostenibilidad y la inclusión?

Lo periurbano, las comunidades semirurales y el interior del Estado de Yucatán, tienen grandes desafíos para garantizar ciudades y comunidades sostenibles.

Todos estos cuestionamientos que vinculan lo social, económico, tecnológico, ambiental y urbano, entre otros muchos aspectos, requieren que su abordaje sea desde una perspectiva multidimensional y transdisciplinar, así como de un gran trabajo permanente y sistematizado de comunicación social. La población debe estar enterada de las acciones de gobierno y sobre todo entender que están insertas dentro de una estructura estratégica con visión a largo plazo.

En virtud de lo anterior, se celebra el hecho de contar con el Plan Estatal de Desarrollo 2018-2024, el cual debería ser una lectura obligada por todos los sectores de la sociedad, para poder acompañar al aparato gubernamental sobre el avance de su cumplimiento, lo cual nos puede permitir tener tres tipos de escenarios para Yucatán en cada uno de sus 5 ejes rectores y transversales: Lo que se puede controlar y regular; lo que se puede resolver y mejorar; y sobre todo, lo que se puede prevenir y evitar. Sobre estos tres contextos habría que clasificar las problemáticas y como consecuencia las políticas públicas y gubernamentales. Finalmente, nunca habrá suficiente recurso humano, ni tiempo y mucho menos dinero para seguir atendiendo problemáticas que pudieron ser evitadas de haber tenido oportunamente estrategias asertivas, pertinentes y relevantes.

Publicado originalmente en prensa local Por Esto! 29 de marzo de 2019.

318 29 marzo 19