La educación vial y la cultura ciudadana son responsabilidad de todos. 10 días de incidentes en la vía pública de Mérida

https://www.poresto.net/2020/01/26/dama-sobrevive-a-aparatoso-accidente/
Por Yolanda Fernández

Dra. en Arquitectura

https://www.poresto.net/2020/01/26/dama-sobrevive-a-aparatoso-accidente/
https://www.poresto.net/2020/01/26/dama-sobrevive-a-aparatoso-accidente/

 

Se sugiere apostarle a campañas y acciones de política pública transversales que pongan en el centro al ciudadano como parte de una sociedad, en donde el tema la movilidad urbana segura se construya entre todos. Y así cómo nos sentimos orgullosos de la percepción de seguridad que se vive en nuestro Estado, de igual manera nos deberíamos de sentir con respecto a la percepción de la seguridad vial. Y esto sólo se logra trabajando con y para la gente. Educando y construyendo una cultura ciudadana.
En los últimos 10 días se han registrado una serie de incidentes en la vía pública que van desde carambolas en el periférico hasta volcaduras en sitios estratégicos de la ciudad como Caucel, Las Américas, Monterreal y Altabrisa. Estas situaciones han sido provocadas por conductores distraídos, exceso de velocidad, alcance por no guardar la distancia o por imprudencia de terceros. También es importante señalar que jóvenes estudiantes que esperaban el camión, se vieron sorprendidos por una conductora, que afortunadamente no pasó a más.
Es todos y cada uno de estos eventos es importante señalar que se pone en riesgo no solamente a los conductores responsables, sino a cualquier persona que esté transitando por la zona, la cual podría ser desde otro conductor, motociclista ciclista y hasta peatones. Es por ello por lo que hay que profundizar en la educación vial y sobre todo en la construcción de una cultura ciudadana.
La cultura ciudadana implica establecer estándares mínimos bajo los cuales nos comportamos como parte de una colectividad y procuramos el bien común. Bajo este ejercicio permanente y sistemático, es que nos podemos proteger los unos a los otros en la vía pública. Este debería ser un principio fundamental para sentirnos seguros cada vez que nos desplazamos por la calles y vialidades principales de la ciudad.
La inexperiencia, la velocidad y la distracción, pueden ser las causas más frecuentes de estos desafortunados eventos en la vialidad. Es por tanto que hay que apostarle a la educación vial vinculada con la construcción de una cultura ciudadana. Desde esta perspectiva, habría que reflexionar sobre lo que avala el tener una licencia de conducir y el poder que ejerce en el conductor.
Siendo estrictos, la licencia de conducir avala que el conductor puede maniobrar un vehículo, reconoce los señalamientos viales y las disposiciones del reglamento de tránsito. Sin embargo, esto no nos garantiza que el conductor tenga el grado de madurez para cumplir con la norma y además conducirse con responsabilidad para proteger a los demás. Este es el punto principal que se debería de atacar desde diversos frentes.
Es necesario que las diferentes políticas públicas en materia de vialidad se vinculen de manera transversal a la construcción de una cultura ciudadana. Toda vez que hoy en día se cuenta con “una infraestructura tecnológica en el Estado de Yucatán para el mejoramiento de la seguridad pública de la comunidad en lugares de uso común” que hay que darle mantenimiento para considerarla como una importante herramienta para observar qué es lo que sucede a la vía pública.
Así mismo es también es un poderoso instrumento para establecer patrones de conducta y sobre todo mapear los sitios en donde con frecuencia suceden estos incidentes desafortunados. Con toda esta información se podrían generar mapas que registren por zonas estos eventos y que además, se vinculen con acciones en la vía pública para que queden de manifiesto en el sitio y la gente identifique los lugares en donde hubo un accidente y como consecuencia, le impacte positivamente en su forma de conducir.
En virtud de lo anterior, se sugiere apostarle a campañas y acciones de política pública transversales que pongan en el centro al ciudadano como parte de una sociedad, en donde el tema la movilidad urbana segura se construya entre todos. Y así cómo nos sentimos orgullosos de la percepción de seguridad que se vive en nuestro Estado, de igual manera nos deberíamos de sentir con respecto a la percepción de la seguridad vial. Y esto sólo se logra trabajando con y para la gente. Educando y construyendo una cultura ciudadana.

 

Publicado en Prensa local Por Esto! el 27 de enero de 2020